Author - admin

Champiñones rellenos de huevos de codorniz

Compra unos champiñones de calidad, con el sombrerito bien grande. Rellénalos de una mezcla de cebolla, ajo y jamón, casca por encima un huevo de codorniz y hornea unos minutos.

 

Ingredientes

  • 12 champiñones grandes
  • 12 huevo de codorniz
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 75 gramos de jamón cocido en dados
  • 1 ramita de perejil
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

 

Cómo hacer champiñones rellenos de huevos de codorniz

Paso 1

Limpia los champiñones. Retira y corta en dados pequeños los tallos. Pela y pica la cebolla y el diente de ajo. Lava y pica el perejil. Dora los champiñones 1 minuto por cada lado en una sartén con unas gotas de aceite.

blank

Paso 2

Precalienta el horno a 200o. Calienta 3 cucharadas de aceite en una sartén y rehoga la cebolla durante 5 minutos. Añade el ajo picado y los tallos de champiñón. Salpimienta, espolvorea con el perejil y cuece 5 minutos. Retira del fuego y añade los dados de jamón.

blank

Paso 3

Rellena los champiñones con esta preparación y casca encima de cada uno de ellos un huevo de codorniz. Salpimienta ligeramente y hornéalos durante 3 minutos o hasta que la clara de los huevos  haya cuajado pero que la yema aún esté líquida. Sírvelos enseguida.

blank
Read more...

Receta de huevos de codorniz con salsa golf

Preparación: 15 minutos
Cocción: 10 minutos
Cantidad: 18 Unidades
Dificultad: Bajo

Ingredientes para la receta de Huevos de codorniz con salsa golf:

  •  18 huevos de codorniz frescos
  • Sal
  • 2 cucharadas de Mayonesa
  • 3 cucharadas de salsa de tomate (Ketchup)

 

Preparación:

Salsa golf:

  1. Colocar en un bol dos cucharadas de mayonesa
  2. Añadir 3 cucharadas de salsa de tomate (kétchup) hasta que la mezcla tenga un aspecto rosado

Huevos de codorniz:

  1. Colocar los huevos en una olla mediana con agua fría y sal, depositar delicadamente cada uno
  2. Poner la olla con los huevos y el agua a fuego mediano – alto hasta hervir, una vez hierva dejar por 4 minutos y retirar del fuego
  3. Colocar los huevos cocidos en agua fría hasta enfriar completamente
  4. Retirar la cáscara delicadamente
  5. Una vez pelados, servir con la salsa golf

Curiosidades:

  1. En los 90 estuvo muy de moda colocarlos huevos alrededor de un melón en forma de cesta y este como recipiente de la salsa golf.
  2. Hay personas que por aumentar la complejidad de la salsa golfa e intensificar el sabor la presentaban con pimentones rojos o ají dulces rojos.
Read more...

Historia de la codorniz

La Codorniz además de por sus valores culinarios y nutritivos, la codorniz es muy atractiva por su alto rendimiento en cría, tanto para huevos como para carne.

Su tamaño es relativamente pequeño, pero posee unas largas alas preparadas para la migración. Suele vivir en zonas templadas del mundo, en Europa, Asia y África. Dependiendo de la época del año, vive en una zona u otra. En la Península Ibérica habita de mayo a octubre.

En Europa central se ha resentido considerablemente la presencia de esta ave en las últimas décadas, ya que no encuentra protección ni alimentos suficientes, debido fundamentalmente a la moderna agricultura extensiva y a la utilización de insecticidas y pesticidas.

La codorniz hembra se encarga de incubar los huevos. Se diferencia del macho en que tiene un tamaño mayor y su carne es un poco más dura. El plumaje es similar, aunque el macho tiene en el pecho una mancha con forma de cruz. Además, emite un canto, mientras que la hembra, un pitido.

La codorniz posee un alto rendimiento en cría, ya que pone entre 290 y 315 huevos al año y se puede aprovechar el 75% de su carne. El 40% de la carne corresponde a la pechuga, proporción que no alcanza ninguna otra ave. Las hembras son empleadas para la puesta de los huevos y el macho, para carne.

La diferencia entre las aves de cría y las de caza en libertad son varias. A simple vista, su plumaje es totalmente distinto, lo que demuestra que su alimentación variada y su amplitud de movimientos van a dejar unas diferencias notables. La carne de las aves en libertad es más musculada, ya que tienen que volar grandes distancias. Se alimenta de grano, cereal y de distintos invertebrados, por lo que posee una carne más mineral, más consistente.

Históricamente, la codorniz se ha consumido de muchas maneras: asada, guisada, frita, en escabeche… Tiene una carne fina y sabrosa, y generalmente se prepara entera, tanto rellena como sin rellenar. Para evitar que se seque, su tierna carne se protege con lonchas de bacón o con hojas de parra.

Los muslos y las pechugas resultan excelentes preparados en la sartén o en el wok, aunque también son deliciosos escalfados y ahumados. Y los huevos, por lo general, se consumen fritos, cocidos…

El sabor de la carne es muy sutil, por lo que se puede adaptar a cualquier ingrediente con el que se quiera acompañar. Cocinamos las pechugas levemente con distintas verduras y aromáticos envasadas al vacío, para potenciar su mineralizado y su sabor especial. Terminamos el cocinado en la brasa y acompañamos de unas pochas servidas con el jugo elaborado a partir de las carcasas y patas de la codorniz.

Sugerencia: Hacer un majado de cilantro, perejil, ajo, zumo de limón, hebras de azafrán, cúrcuma, jengibre y aceite de oliva. Dejar marinar las codornices durante ocho horas con este majado. Después, asar.

LA FICHA

Nombre científico: Coturnix coturnix

Familia: Phasianidae

Historia y origen: Son originarias de Europa, Norte de África y Asia. La codorniz europea se introdujo en el siglo XI en Japón, donde se cruzó con especies salvajes dando lugar a la codorniz doméstica.

Valor nutritivo: La carne es poco calórica, pobre en lípidos y rica en proteínas y en vitaminas del grupo B, por lo que su consumo es recomendable para personas con diabetes. Comparado con el de gallina, el aporte de vitaminas del huevo de codorniz es mayor.

Dato de interés: En China, el carácter migratorio de estas aves anuncia la primavera y al ser cíclica, se asocia con las alternativas de la corriente filosófica oriental del yin y el yang.

Read more...

Receta de Pinchos con huevos de codorniz

Los huevos de codorniz son una deliciosa fuente de vitaminas y minerales así que no te dejes engañar por su pequeña presentación. Este tipo de huevos se hacen por lo general cocidos y sirven para muchos platos, como la ensalada de huevos codorniz, pero la verdad es que los aperitivos son su fuerte. En Deliz te enseñamos un aperitivo fácil y rápido así que toma nota ya prende a preparar los pinchos con huevos de codorniz, dales tu toque personal y a disfrutar.

 

Cómo hacer Pinchos con huevos de codorniz:

1

Lo primero que debemos hacer para preparar estos aperitivos de huevos de codorniz es cocinar los huevos. Para ello, ponlos en un olla con agua hasta que hierva durante unos 4-5 minutos.

2

A continuación, retira la cáscara y reserva los huevos de codorniz cocidos. Si alguno se te rompe no te preocupes, servirá igualmente para preparar estos originales pinchos.

Truco: Para que pelar los huevos de codorniz sea más fácil, cuando pasen los 5 minutos de cocción, retíralos del agua caliente y deja que repoden unos minutos en agua fría, con hielo si es posible.

3

A continuación, corta todos los ingredientes extras en círculos más o menos del mismo tamaño que los huevos. Puedes utilizar un corta pastas o una tapa para cortar las formas más fácilmente.

Yo he utilizado queso Gouda, salchichón y tortilla de papas, pero puedes utilizar jamón cocido, bacon, aceitunas o cualquier otra cosa que se te ocurra.

4

Parte los huevos de codorniz cocidos por la mitad. Los tomates cherry córtalos en rodajas no muy gruesas, de cada tomate deben salir entre 3 y 4 rodajas.

5

Utiliza unos palillos de madera y arma los pinchos a tu gusto. Coloca la base de huevo y ve poniendo el resto de ingredientes en el centro, como si se tratara de una hamburguesa. Luego termina con la otra mitad del huevo de codorniz y listo.

6

Este tipo de pinchos de huevo de codorniz siempre es bueno acompañarlos con una salsa. Yo he realizado una salsa golf mezclando el ketchup con la mayonesa,  más algo de picante y el orégano. Fácil y delicioso.

7

Presenta los pinchos de huevos de codorniz como un aperitivo elegante en la próximo reunión o fiesta familiar o mejor aun, ¡para la cena de Navidad!

Read more...

Cómo cocer huevos de codorniz

En función del tamaño y el tipo de huevo que queramos cocer, como imaginaréis, los tiempos de cocción del mismo van a variar. Hay diferentes formas de cocinarlos pero nosotros os compartimos cómo solemos hacerlo en casa para evitar, en la medida de lo posible, que se pueda romper:

  • En un cazo colocamos los huevos de codorniz y los cubrimos con agua fría
  • Lo ponemos al fuego y, en el momento que vaya a hervir, añade dos cucharaditas de sal.
  • Deja que cueza en función del tipo de huevo duro que quieras obtener (a continuación te indicamos las diferencias).
  • Cuando estén listos, los sumerges en agua fría para que rompa la cocción.
  • Una vez que estén fríos pélalos, verás que es más fácil conseguir que no se rompan, aunque es probable que alguno se fracture ¡Son muy pequeños!

TIEMPO COCCIÓN HUEVO DE CODORNIZ -HUEVO DURO

El tiempo de cocción del huevo de codorniz es inferior a los huevos de gallina, meramente por el tamaño. El tiempo de cocción suele estar entre 2 y 5 minutos, dependiendo del estado de la yema que quieras tendrá que variar un poco el tiempo.

  • Si quieres una yema semicuajada pero la clara cuajada, el tiempo será de 2 a 3 minutos.
  • Si prefieres que el huevo de codorniz esté completamente cuajado, la recomendación es de 4 o 5 minutos.
Read more...

Huevos de codorniz: 5 motivos saludables para pasarte a la alternativa al huevo de gallina

Frente a los reparos por su tamaño y su precio, los huevos de codorniz presentan mejores valores nutricionales que los de gallina.

 

Los huevos de codorniz son un muy buen alimento, capaz de ofrecer unos excelentes valores nutricionales. Es cierto, que aunque cada vez son más populares, mucha gente todavía es reacia a comprarlos por su pequeño tamaño en comparación con los de gallina, que son los más usados.

Sin embargo, aunque los de gallina son cuatro o cinco veces más grandes, los huevos de codorniz poseen proporcionalmente una densidad nutricional más alta, por ejemplo en proteínas o en vitamina B. 100 gramos de estos huevos, por ejemplo, aportarían el 100% de la cantidad de vitamina D recomendada al día, mientras que los de gallina solo supondrían un 36%.

Es precisamente su pequeño tamaño lo que convierte a este huevo en un alimento muy completo. Un solo huevo de codorniz proporciona una porción significativa de las necesidades diarias de vitamina B12, selenio, riboflavina y colina, junto con algo de hierro, todo en una porción que contiene solo 14 calorías.

 

Aportan nutrientes esenciales

El selenio y la riboflavina son nutrientes importantes que ayudan al cuerpo a descomponer los alimentos que come y transformarlos en energía. El selenio también ayuda a garantizar una función tiroidea saludable.

Por su parte, la vitamina B12 y el hierro promueven la función saludable del sistema nervioso y ayudan a mantener niveles óptimos de energía a través de su papel en la formación de glóbulos rojos.

Además, la colina es vital para ayudar a su cuerpo a producir acetilcolina, un neurotransmisor que envía mensajes desde su sistema nervioso a sus músculos. Gracias a sus componentes y a sus valores nutricionales, el consumo de este tipo de huevos genera una serie de efectos positivos entre la salud.

Aumenta la actividad metabólica

Mejorar el metabolismo suele requerir del cambio de pautas o hábitos alimentarios. En ocasiones, sin embargo, basta algunos pequeños cambios que pueden tener un efecto muy positivo como reducir los problemas digestivos y ayudar con la pérdida de peso.

En este proceso, los huevos de codorniz pueden ser de gran ayuda, ya que como consecuencia de su alto contenido en vitamina B, ayuda a aumentar la actividad metabólica. El resultado final, es una quema más rápida de calorías y, en consecuencia, una contribución a la pérdida de peso.

Refuerzan los huesos

Si bien el nutriente más conocido para el desarrollo óseo es el calcio, hay otros factores a considerar. Los aminoácidos, como la lisina, pueden ser esenciales para una resistencia ósea duradera, especialmente en niños. Junto con otros nutrientes esenciales, estos se encuentran en grandes cantidades en los huevos de codorniz.

Al agregar este alimento a la dieta, también se satisfacen las necesidades de zinc y potasio, reduciendo el riesgo de osteoporosis o de enfermedades que debilitan los huesos.

Reduce el riesgo de anemia

Algunos estudios apuntan al huevo de codorniz como un buen aliado contra la anemia gracias a su alto contenido en hierro. Es un mineral importante que no solo oxigena los órganos, tejidos y células sino que también aumenta la inmunidad.

La ingesta de huevos de codorniz también tiende a aumentar los niveles de hemoglobina en el cuerpo. El hierro y el potasio, ambos prevalentes en los huevos de codorniz, provocan la formación de glóbulos rojos, lo que finalmente estimula la salud de la sangre.

Regula el azúcar en sangre

Está comprobado que muchas personas mantienen unas dietas con excesivos niveles de azúcar y grasa, lo que puede crear inestabilidad en los niveles de azúcar en la sangre. La consecuencia es que puede provocar dificultades para perder peso y enfermedades más graves de nuestro sistema digestivo.

Los huevos de codorniz se han demostrado ser eficaces en la regulación de los niveles de azúcar en nuestra sangre debido a su bajo índice glucémico. Los estudios sugieren que la introducción de huevos de codorniz y sus aminoácidos en la dieta puede ayudar a los pacientes con diabetes a hacer frente a la disfunción.

¿Y el precio?

Ya hemos hablado del tamaño y de los beneficios de estos huevos. Otros factores que suelen tenerse en cuenta para elegir este producto es el precio y la disponibilidad.

La realidad es que en los últimos años, en estos dos factores los huevos de codorniz han ganado competitividad con respecto a los huevos de gallina, aunque todavía no han puesto en riesgo su liderazgo.

Read more...

Cómo hervir los huevos de codorniz

Cómo hervir los huevos de codorniz

Uno de los métodos más habituales de cocinar los huevos de codorniz es hervirlos en agua. Cabe prestar mucha atención al cocinarlos ya que en poco tiempo cambia su consistencia

2 minutos – Si se hierven durante 2 minutos la clara del huevo se volverá parcialmente blanda y la yema completamente semilíquida.

2 minutos y medio – Con este tiempo de cocción el huevo de codorniz se volverá un clásico huevo duro con una yema suave y “goteante”. 

3 minutos – 3 minutos de ebullición llevarán al huevo a un estado intermedio particular: estará prácticamente duro, pero mantendrá un punto más suave en el medio, ya que la yema no se cocerá completamente.

4 minutos – Si dejas el huevo en agua hirviendo durante 4 minutos o más tendrás un huevo completamente duroDespués de enfriarlo en agua y hielo, podrás cortarlo fácilmente por la mitad.

Read more...

Los huevos de codorniz son una auténtica exquisitez

Más pequeños que los de gallina y con una yema más viva, los huevos de codorniz son una auténtica exquisitez que destaca por su alto contenido en proteínas y la casi inexistencia de carbohidratos. De hecho, su aporte energético es superior a los primeros pese a sus dimensiones inferiores.

El huevo de codorniz es un producto muy presente en la gastronomía Chilena y su elaboración es idéntica a los de gallina, se pueden freírcocerpochar, etc.

Huevos de codorniz

Valor nutricional (por cada 100 gramos):

Calorías: 155 kcal

Hidratos de carbono: 0,41 gr

Grasas: 11,2 gr

Proteínas: 13,05 gr

Colesterol: 844 mg

Calcio: 64 mg

Fósforo: 226 mg

Potasio: 132 mg

También contiene vitaminas A y del complejo B.

Read more...

Cocina saludable y Gourmet

En línea con las tendencias gastronómicas

 

  • El huevo de codorniz es sano por naturaleza
  • Es rico en proteínas y bajo en calorías
  • Nutritivos en vitaminas y minerales
  •  Exquisita alternativa para snack, aperitivos o ensaladas

 

Además

  • Su tamaño permite realizar innovadoras presentaciones
  • Gran utilidad en preparaciones de tipo gourmet

Lo más fácil: Si se desea servir los huevitos duros(cocidos),hiérvalos por 5 minutos y luego enfríelos y pélelos.

Luego acompañe ensaladas, colaciones, aperitivos y picoteos.

Y lo más novedoso (pero igual de fácil): ¡Que ricos quedan fritos los huevitos de codorniz!

Son deliciosos en canapés calientes, tapas, desayunos y por supuesto, revueltos o pochados.

Read more...